Carmel, una ciudad para hallar paz y belleza en California

Texto y fotos: Marusha Torres León.

FB: Viajes y Libros.

http://miblogdeviajesylibros.blogspot.pe/

Carmel, justo en el momento en que crees que no puedes ver nada más bonito viene la siguiente curva. Está ciudad se hizo famosa cuando Clint Eastwood fue su alcalde; está situada al Sur de San Francisco, a unas dos horas en carro, al costado de Monterrey y es un lugar que recomiendo incluyas en tus paradas.

Es Setiembre y llegamos justo a tiempo para ver el atardecer y la puesta de sol. Nos sentamos en la arena de una playa con un relieve muy original: Arboles tallados por el viento la presiden. Junto a nosotros muchas personas hacen lo mismo, se siente una paz y una mística alucinante.

La calle principal de Carmel se parece al Main Street de Disney, tiene ese encanto lindo de pueblito precioso. Parece de mentira, pues todo es perfecto, como de cuento, no tiene postes ni cables de luz. Las casitas son de estilo alemán y hay muchos pinos. Te parece que en cualquier momento Bilbo Baggins va a salir de alguna de esas casitas por lo pintorescas que son.

¿Dónde alojarse?

En Carmel hay más de 30 alojamientos, puedes buscar información en www.stayincarmel.org

Nosotros nos alojamos en Carmel Lodge que está en San Carlos St. con 5th av. Es un lugar de 3 estrellas, modesto y muy bueno, incluye un desayuno básico y los cuartos son muy cómodos. También incluye estacionamiento sin cargo adicional.

La ubicación es excelente y te permite dejar el auto y caminar por la ciudad.

¿Que hacer en Carmel?

La vida nocturna de Carmel es bastante adulta. No se ven niños en la ciudad y básicamente es un destino de fin de semana. No hay zona comercial ni grandes malls y la mayoría son joyerías, tiendas de arte (impresionantes), pastelerías y restaurantes tipo Bistro.

Justamente por la noche fuimos a comer al Bistro de André Bouchet, que es el chef. El foie grass está prohibido en todo California por la protección al maltrato de los animales. Si conversas con el chef te puede explicar más sobre el tema y contarte varios puntos interesantes. Puedes encontrarlo en Mission St. Entre Ocean y 7th.

Para completar la comida un vino afrutado, un Pinot Noir producido localmente en Carmel ¡Ya sé cuál es mi vino favorito!

Por la mañana nos dimos una vuelta por 17 Mile Drive que en realidad es una comunidad privada muy elegante. Hay diferentes ingresos con personal de seguridad y los visitantes son bienvenidos a compartir lo bello del sitio.

Cuentan con canchas de golf y diferentes sitios para alojarse, así como un centro comercial, todo rodeado de unos bosques maravillosos y mucha naturaleza.

Las casas en Carmel son chicas, en cambio acá en Pebble Beach encontramos casas tipo mansiones y de estilo mexicano.

En 17 Mile Drive, podrás ver el océano pacífico como nunca lo has visto antes. Lo que atrae es la combinación de colores entre el verde de los bosques, los árboles, los acantilados, la espuma blanca, el mar azul y las rocas. Es una combinación de colores que encandila, que hipnotiza, que te invita a quedarte horas mirándolo.

Hay tantas cosas lindas que es imposible tratar de capturarlo con la cámara, solo nos queda mirar en silencio y grabarlo en nuestra memoria.

Otro sitio muy recomendado es La Misión, una joya de arquitectura colonial española, incluye también un museo muy interesante.