4 ciudades para disfrutar el invierno en Canadá

Si buscas aventura, diversión, cultura y entretenimiento familiar en medio de paisajes de nieve Canadá tiene muchos destinos donde puedes encontrar todos estos elementos. A continuación te dejamos cuatro ciudades que ofrecen mucha acción para los viajeros amantes del invierno.

Emociones y nieve en Alberta

¿Eres de los que ve una pared de hielo y dice “tengo que escalarla”? Aprovecha el invierno en Alberta y toma un curso de escalada en hielo durante el fin de semana. En menos de dos días, los profesionales te enseñarán todo lo que tienes que aprender y estarás listo para enfrentarte a ese gigante con un hacha para hielo. Atrévete a subir de nivel y reserva un viaje de varios días para subir algunos de los mejores riscos, glaciares, cascadas y paredes de hielo del planeta.

Si te llama la atención el hielo, pero no te animas a escalar una cascada congelada, no te preocupes, en esta provincia también puedes patinar en una laguna congelada en medio del bosque o bien emprender una divertida caminata sobre hielo. Dirígete al cañón Johnston y métete a un mundo de cascadas y pilares que parecen de cristal. Acompañado de un guía y con el equipo adecuado, descubre la parte inferior del cañón y pasajes suspendidos para ver diferentes caídas de agua congelada. Al final del recorrido, prepárate para admirar la increíble catedral de hielo en las cascadas Upper Falls. Una vez ahí, bebe un chocolate caliente y ve a los escaladores en acción. Recuerda que puedes tomar este tour ¡de día o de noche!

Te puede interesar: Playas increíbles para disfrutar en invierno

¿Buscas una actividad accesible y relajante al aire libre? Los paseos con raquetas de nieve son para ti. Para vivir esta experiencia no hay curva de aprendizaje, así que no hay nada que te impida dejar tus gigantes huellas en la nieve. Toma una telesilla hasta lo alto de una montaña para recorrer rutas remotas con tus raquetas. También puedes reservar un recorrido por alguno de los caminos escondidos de Banff National Park o en Elk Island National Park. ¿Prefieres algo más íntimo? Toma tu mapa y traza tu propio camino sobre un lago congelado en Kananaskis Country.

Pasear en la nieve también tiene un lado salvaje, descúbrelo en un trineo jalado por perros. Estos perros no son solo unas bonitas caras esponjosas, ¡están hechos para la velocidad! Visita los criaderos y conoce de cerca y personalmente a algunos de los perros más hermosos que existen. Toma una breve lección con los profesionales y ¡estás listo para guiar tu propio trineo jalado por cuatro a seis peludos! Otra opción es que te pongas cómodo y disfrutes el paseo acurrucado debajo de una cobija mientras un guía te lleva a través de bosques nevados y lagos congelados. Canmore y Dead Man’s Flats son solo algunos de los puntos en dónde podrás vivir esta emocionante aventura.

Si ya has practicado, esquí y snowboard, te encantará deslizarte por la etérea y legendaria nieve de las Rocallosas canadienses, que parece polvo. Sentirás que flotas sobre un capuchino.  Te será difícil elegir entre tantos complejos de esquí que hay en Alberta. Sus amplias pistas te harán sentir que tienes todo el espacio para ti solo. Ve al Canyon Ski Resort, el complejo más grande de la provincia, y descubre las 18 pistas que tiene para todos los niveles de destreza. Otra opción es Castle Mountain, un resort que ofrece comodidad total ya que puedes llegar a pie desde las pistas a tu hotel. Acepta el reto de algo más intenso, aborda un helicóptero de Alpine Air Adventures con tus amigos y lánzate a la conquista de esa esponjosa nieve alpina. Aprovecha y arma tu viaje de varios días para difrutar una estancia inolvidable en una cabaña en la montaña.

Tradiciones y vendimias en Toronto

Celebra los sonidos, las vistas y los olores de la Navidad en el Toronto Christmas Market. Este es uno de los eventos decembrinos más emblemáticos de la ciudad y trae consigo grandes tradiciones. ¿Sabías que los mercados navideños datan del Siglo XV en Alemania? Descubre cómo los habitantes de Toronto combinan toda esta historia con nuevos elementos y crean el ambiente ideal para reunirse con amigos, saborear bebidas calientes, escuchar canciones navideñas y encontrar el espíritu de la temporada.

Te puede interesar: Los 10 lugares para disfrutar de la nieve en México

El Toronto Christmas Market está ubicado en el Distillery Historic District, un barrio que no te puedes perder ya que adapta las nuevas tendencias con la arquitectura de la época victoriana, conservando el folclore de sus calles repletas de adoquines y fascinantes historias. Disfruta la Navidad con un evento que reúne a artesanos locales, músicos y productores de alimentos para una experiencia verdaderamente festiva. Bebe vino caliente y cocteles navideños mientras te sorprendes con la variedad de adornos hechos a mano y artesanías. Acomódate junto al fuego y disfruta de los clásicos villancicos, bandas de música en vivo y performance. Visita Toronto esta temporada y únete al júbilo, que estará disponible hasta el  23 de diciembre y tendrá entrada gratuita de martes a viernes.

Patinaje y mucha historia en Quebec

El invierno llega a la Ciudad Quebec con espectaculares nevadas y bajas temperaturas que invitan a los viajeros a gozar un ambiente muy navideño. Llena tu espíritu de libertad y deslízate en la Villa de Quebec. Patinar es el pretexto ideal para divertirte con amigos, convivir con la familia y conocer nuevas personas. Además de sentir el viento en la cara, podrás hacer piruetas rodeado de edificios icónicos, como el hotel Fairmont Le Château Frontenac, que hacen de esta ciudad una joya histórica de la arquitectura. Desde octubre, esta villa se prepara con pistas de hielo para todos los gustos y en diferentes zonas de la ciudad. Una de ellas está en la Place D'Youville, ubicada en el Viejo Quebec, que brindará esta fría experiencia hasta el mes de marzo. En este lugar podrás alternar una tarde de patinaje con un tentempié calientito del Café Boulangerie Paillard, uno de los favoritos de los locales.

Te puede interesar: Charlevoix, osos, ballenas y paisajes de sueño

Si quieres patinar y tienes gustos más históricos, mata dos pájaros de un tiro y deslízate en los Plaines d'Abraham, donde se luchó la Batalla de las Llanuras de Abraham, en la que los británicos derrotaron a los franceses. El encanto de este parque hará que te transportes a cientos de años atrás. Si tienes antojo de un chocolate caliente mientras patinas aquí, no te puedes perder el Bistro Petit Hotel Café Krieghoff. Otra maravillosa opción está en el muelle de Louise Basin, donde se encuentra un sendero de hielo de un kilómetro de largo en el que podrás transitar mientras contemplas la belleza de la ciudad más antigua de Quebec. Esta ruta se abre a partir de enero para que los patinadores gocen a todo pulmón del hielo y la nieve. Y para entrar en calor, toma un descanso en el restaurante Cuisine du Marché o en el Mercado de Quebec.

Luces y colores en la Columbia Británica

¿Alguna vez has imaginado estar en un lugar de ensueño? En la Columbia Británica, todos esos paisajes que imaginaste son una realidad: altos árboles que rozan el cielo invernal, grandes montañas pintadas del blanco más puro y gente de pintorescas localidades que festeja con júbilo. Visita este destino en diciembre y disfruta del espíritu navideño. Empieza por Butchart Gardens, que es, literalmente, uno de los lugares más coloridos de todo Canadá. Estos bellísimos jardines se encuentran en Victoria y visitarlos te hará sentir en un auténtico paraíso. 

Pero lo más increíble de este sitio lo encontrarás entre el 1º de diciembre y el 6 de enero, cuando miles de coloridas luces iluminan el lugar en un evento conocido como Doce Días de Navidad. Da un paseo a través de los jardines, disfruta de un menú navideño en el restaurante Dining Room, patina bajo las estrellas en una pista al aire libre y canta villancicos en lo que parece un enorme árbol de Navidad.