#MitosYLeyendas: Piso 13, Elevadores malditos

Por: Caro Reyes

Plastic-Surgery-Clinic-Be-Born-AgainExisten muchas supersticiones y también creencias relacionadas con los viajes, particularmente cuando son por vacaciones o a lugares lejanos, tal vez porque representan un cambio de lo habitual hacia algo nuevo que conlleva un poco de incertidumbre.

Pero algo sucede entre un sector de la población y los ascensores. De la par con la evolución de los elevadores, existen varios mitos y conceptos equivocados que se han ido desarrollando con el paso del tiempo. Eso debido a que la mayoría del equipo que conforma un elevador se encuentra oculto de la vista del usuario, por lo que un elevador deja mucho a la imaginación del pasajero, tal y como lo demostramos a continuación.

TRISCAIDECAFOBIA Y TETRAFOBIA

La primera no es una variante del ébola o una nueva banda de rock, se le denomina así al miedo al número 13. Existen hoteles que omiten el piso 13 en los elevadores, compañías de aviación que sitúan el asiento 14 a continuación del 12. Son algunos ejemplos socializados de lo que en términos psiquiátricos se llama triscaidecafobia. Su origen data de la época medieval y ha sido asociada con mitos religiosos, caprichos astronómicos o martirios colectivos. En general, el 13 puede considerarse difícil por la razón de ser uno más que 12, una cifra talismán para muchas culturas, desde la egipcia a la cristiana. Los hoteles, como algunos otros edificios, omiten el 13 como piso. Puede ser que en su lugar se designe como 12A o 12B o bien sea nombrado con la letra "M", por ser ésta la que ocupa la treceava posición en el alfabeto. Un ejemplo, en Tailandia por lo general ocupan el 12B.

 

dsc_0648-2-e1383035656992Otros lugares sí lo tienen, pero no para los clientes, sino que lo usan como depósito y sólo es visitado por los trabajadores. No figura en los botones del ascensor, así los usuarios no advierten que existe. La razón por la que no esté presente en los hoteles ni en los ascensores se debe, más que nada, para comodidad de los clientes. Estados Unidos y Canadá se han colocado como los países pioneros en evadir al “maléfico” piso 13. En contraparte, en Arequipa, Perú, el Hotel Presidente ha incluido en su treceava planta una vista al centro histórico de la ciudad, así como a tres volcanes importantes. Quizá se trata de una buena idea para acabar con la leyenda de la mala suerte.

Otro caso muy evidente es la tetrafobia. En China sucede casi lo mismo, pero con el número 4. Incluso se elimina a aquellos pisos que contengan el número, como el 14.

ASCENSORES HISTÓRICOS

  • Los elevadores datan de la Edad Media y funcionaban mediante fuerza humana o animal o con mecanismos hidráulicos.
  • En 1800 los elevadores operaban mediante vapor o bombas hidráulicas dentro de un cilindro vertical.
  • Los primeros elevadores similares a los de hoy en día aparecieron en el siglo XIX. El primer elevador de pasajeros fue instalado en 1857 en la calle Broadway en Nueva York.
  • Después de los elevadores hidráulicos, el primer elevador eléctrico se instaló en Alemania en 1878.
  • Como dato curioso, la torre Eiffel en 1889 tenía cinco elevadores hidráulicos impulsados por vapor. Instalar los elevadores para el público en la Torre Eiffel de más de 324 metros de altura fue algo complicado debido a que no se contaba con experiencia previa sobre elevadores de semejante altura.
  • Cuenta la leyenda que el ascensor del edificio Napier, en la Universidad de Adelaida, se comporta de forma extraña. Usuarios afirman sus botones no responden, sobre todo por las noches, cuando el ascensor lleva al pasajero al sexto piso, sea ese o no su destino.
  • El hotel Cecil, en Los Ángeles, también cuenta con una historia. Se trata de Elisa Lam, joven que apareció muerta en los estanques del hotel, esto después que las cámaras de seguridad del elevador documentaron una serie de comportamientos extraños, como si alguien estuviera con ella en el mismo ascensor.