Acapulco, un lugar que no se debe olvidar

Acapulco es uno de los destinos más populares del país; la mayoría de los mexicanos lo hemos visitado en algún momento de nuestras vidas y muchos recuerdos se han quedado guardados en sus playas. Pero últimamente muchos viajeros han dejado a un lado este lugar lleno de historia ¿Por qué? por la delincuencia o por miedo que los medios han generado en la gente y el turismo.

Su nombre significa "lugar en donde abundan los carrizos"; es un puerto mexicano localizado en el estado de Guerrero, el cual es punto emblemático para distintos rodajes a lo largo de la historia cinematográfica y televisiva, así como el lugar que miles de mexicanos visitan para vacacionar cada año en verano, Semana Santa, Navidad, Año Nuevo o puentes. Este lugar fue el primer puerto internacional de México.

La ciudad se divide en tres grandes zonas turísticas: Acapulco Tradicional, donde se ubica el centro de la ciudad (aquí puedes probar los platillos más típicos de la región),  Acapulco Dorado y Acapulco Diamante (las que tienen más visitas) donde se encuentran las zonas hoteleras, condominios y residencias, así como diversos lugares comerciales y de entretenimiento. 

En 1949 se inauguró la avenida Costera Miguel Alemán, una década más tarde, a finales de los años 50, el desarrollo hotelero vivió su máximo apogeo. En 1955 se construyó el actual Club de Yates de Acapulco mismo que llamó la atención de distintas celebridades mexicanas e internacionales como Luis Miguel, Julio Iglesias y Plácido Domingo, quienes decidieron construir residencias en ese lugar.  

Acapulco fue el lugar donde Elizabeth Taylor contrajo matrimonio con Mike Todd. También John F. Kennedy y Brigitte Bardot gozaron su luna de miel. Frank Sinatra, Judy Garland, Harry Belafonte y el Baron de Rothschild se convirtieron en visitantes frecuentes de este puerto mexicano.

La diva de México María Félix tiene una canción en su honor en donde mencionan a esta hermosa ciudad.

En la actualidad el turismo de Acapulco se vio afectado por la inseguridad y muchos creen que ir a este lugar significa tal vez nunca regresar, pero lo cierto es que sigue siendo un gran destino que promete hacernos vivir experiencias divertidas e inolvidables; la seguridad en el puerto ha sido creciente y respetando las medidas de seguridad implementadas no tiene por que verse afectado el turismo (no vas a caminar a las 3 de la mañana por el centro; en si creemos que nadie debe hacer eso en ningún lado ni de México ni del mundo...)

Aunque como todo lugar, hay que respetar las zonas turísticas, evitar andar solos o explorar por calles o lugares que no conocemos, seguir las indicaciones de autoridades en caso de ser necesario y por supuesto no olvidarnos de este hermoso puerto el cual nos puede dar más de una aventura memorable.

Recuerda que lo que pasa en Acapulco, en Acapulco se queda…