El cocinero de San Sebastián que logró 8 estrellas Michelin

Por Roxana Zepeda (@TastyToursMX).

Con una mirada de nostalgia y una sonrisa en el rostro, Martín Berasategui, recuerda su ciudad natal, San Sebastián, ubicada en la costa del País Vasco español. Esta tierra es la que ha inspirado a este chef en su cocina, la misma que lo ha llevado a ganar 8 estrellas Michelin por sus restaurantes, convirtiéndolo en el chef con más estrellas Michelin en España.

Los sabores, aromas y recuerdos de San Sebastián, son los que han inspirado a Martín en su cocina, pues algo que nunca olvida son sus inicios, en el restaurante familiar el Bodegón Alejandro, fue ahí donde se crió y comenzó a trabajar a los 15 años años de edad. Cuenta que en aquel entonces necesitaba dinero para invertir en el restaurante, pero no había nadie que fuera su aval en el banco por ser menor de edad, fue entonces que encontró un sacerdote amigo de la familia, quien sin decirle a sus padres lo acompañó al banco para que pudieran prestarle el dinero que necesitaba, desde entonces, Martín agradece y ayuda a quien puede, pues de no ser por la generosidad de aquel hombre tal vez ni él ni su restaurante serían lo que son ahora.

También, Martín se acuerda mucho el día que le dijo a su familia que quería ser cocinero en el restaurante, comenzó desde cero y desde abajo y pronto se integró con humildad como uno más entre el equipo de cocina, hasta que pudo tener una formación en hostelería en una famosa escuela de Francia, ahí conoció a muchos chefs internacionales.

Te puede interesar: Top 6 lugares increíbles del País Vasco

Con los ojos brillantes recuerda cuando obtuvo su primera estrella Michelín en 1986, justo en su primer restaurante familiar, el Bodegón Alejandro, en San Sebastián. Ocho años después, en 1996, obtuvo la segunda el restaurante que lleva su nombre y en el año 2001 llegó la tercera estrella.

Para Martín pareciera que abrir restaurantes exitosos es un don nato, algo que se le da naturalmente, por ello ha sido creador de conceptos gastronómicos como los tres restaurantes de Paradisus by Meliá en México (Passion en Paradisus Playa del Carmen, Tempo en Paradisus Cancún y Gastro Bar en Paradisus Los Cabos), Martin Berasategui, MB del hotel Abama, además de sus restaurantes en Gipuzkoa, Barcelona, Tenerife y el Lasarte, entre otros. También nos confesó que planea abrir nuevos restaurantes, al menos uno en Portugal y otro en Madrid para este 2018.

Te puede interesar: 5 Destinos para ligar en España

Pero el éxito no ha sido algo tan sencillo para este cocinero, quien revela que el trabajo en equipo y la pasión por la cocina son los que lo han llevado tan alto. Aunque hay otros ingredientes que han sido clave en la carrera de este cocinero: la generosidad y la reciprocidad, pues a pesar de todo el éxito y los reconocimientos que tiene como chef, Martín se siente comprometido con apoyar a las nuevas generaciones y si puede ayudar a alguien siempre extiende la mano para hacerlo, detrás de su filipina hay un hombre sencillo y de buen corazón que siempre ha sido agradecido con todo lo que le ha dado la vida.

Por ello no es raro que muchos cocineros talentosos hayan sido formados por Martín Berasategui, a él le gusta unir la energía de la juventud con su experiencia y formar equipos dinámicos y creativos que sean felices como él lo es en la cocina.

Te puede interesar: Lleida, 10 pueblos de Cataluña que no conocías

El chef ama viajar aunque dice que no lo hace tanto como quisiera o como otros creen, asegura que cada vez que visita un destino nunca deja de maravillarle la gran variedad de sabores y cocinas, por lo que siempre busca momentos para compartir con amigos, colegas o con la gente local en algún restaurante de cocina tradicional del lugar que visita.

Martín Berasategui busca dejar un granito de arena en cada persona que se cruza por su camino y en cada lugar que pisa, en sus restaurantes y en su comida, para que miles de viajeros puedan probar su sazón en sus restaurantes en distintas partes del mundo.

Nos despedimos del chef con la misma sonrisa que nos recibió; Martín no dice adiós sino hasta luego, nos da una tarjeta con su teléfono y nos pide que le llamemos cuando vayamos a visitar su tierra en San Sebastián.