Tequesquitengo, el lago que sepultó un pueblo y mis recuerdos

Por Roxana Zepeda (@TastyToursMX).

Desde hace mucho tiempo no iba a Tequesquitengo, Morelos; había visitado pueblos cercanos, pero siempre evadía la idea de volver a Teques, aquel lugar donde dejé tantos buenos recuerdos de cuando solía viajar con mi ex novio y su familia que vive en una casa alrededor del lago. 

Decidí cambiar la situación, tomé el autobús para dirigirme a Tequesquitengo y dejar fluir mis memorias como fueran llegando sin temor a enfrentarlas, dicen que recordar es volver a vivir y lo tomé como una forma de reconciliarme con este destino, depurar el pasado y conocer nuevas experiencias en este lugar.

Estaba tan absorta en mis recuerdos que no me di cuenta que después de poco más de dos horas estaba llegando a mi destino. Por fin estaba en el sitio donde me hospedaría, un nuevo lugar llamado Tres Cielos, una propiedad de 50 mil metros cuadrados que según Rogelio Méndez, uno de sus creadores, inició operaciones como un sitio de renta para eventos y bodas, ahora convertido en un exclusivo hotel de bungalows que puedes rentar a través de Airbnb y que planea crecer su oferta de hospedaje para finales de este año.

Te puede interesar: Cuernavaca, siempre a flor de piel

Al llegar me recibió alguien de la propiedad que me acompañó hasta mi habitación y me mostró las instalaciones: cinco bungalows con dos habitaciones y uno con tres, una capilla, la recepción, una gran explanada, tres aviarios, una cascada, fuentes, jardines, un helipuerto (el único en el pueblo y la región), un bar, dos albercas, un muelle, una cancha de tenis y otra de padel, además de estar al pie del famoso faro de Tequesquitengo. Al entrar a mi bungalow, que lucía una modesta decoración minimalista, descubrí que el lugar aún olía a nuevo, los muebles, las paredes, la estufa, el refrigerador y todas las instalaciones se encontraban impecables.

Tomé un baño y salí a explorar por la propiedad, hasta que llegué a una terraza - bar donde pude ver el atardecer mientras tomaba una cerveza bien fría. Al caer la noche un barco con música que navegaba a lo lejos llamó mi atención, el bartender me dijo que era un famoso navío discoteca que zarpa por las noches de fin de semana con decenas de personas que buscan la fiesta. También me contó que durante el día algunas personas hacían actividades de buceo para tratar de ver los restos del pueblo que se hundió en el lago, la estructura más visible y buscada por los exploradores es la antigua Iglesia de San Juan Bautista, cuenta la leyenda que en las noches a veces se siguen escuchando las campanadas desde las profundidades del agua. La historia llamó mi atención así que le pedí que me contara más sobre cómo se hundió el pueblo.

EL PUEBLO HUNDIDO

Según las leyendas populares el pueblo de San Juan Bautista de Tequesquitengo, permanece hundido en el lago desde 1845. Miguel, el bartender, me contó que en algunos diarios de aquellas fechas se documenta que el antiguo pueblo fue inundado por órdenes de los entonces dueños de la Hacienda San José Vista Hermosa, los hermanos Mosso, quienes tuvieron una diferencia con los habitantes y desviaron el flujo de canales de riego y de una laguna que se ubicaba al norte del valle hasta inundar por completo el pueblo.

Otras personas dicen que esta historia es sólo un mito y que no es posible que los sobrantes de riego puedan mantener al lago en su nivel actual, por lo que se cree que en realidad lo que causó la inundación fue una filtración subterránea tras una fisura por un sismo ocurrido en 1845, el mismo año que se inundó el pueblo.

Lo cierto es que muchos buzos, turistas y exploradores aún llegan a Tequesquitengo atraídos por la leyenda del pueblo hundido, algunos deciden explorar las ruinas bajo el lago, otros hacer estudios para encontrar la verdadera razón por la que se hundió.

Lanchas y deportes acuáticos

A la mañana siguiente ya me esperaba un desayuno en el jardín principal. Tenía que tomar una difícil decisión entre chilaquiles rojos o verdes con huevos con chorizo o tocino, para comenzar el día con energía.

Te puede interesar: Salto en paracaídas en Tequesquitengo

Mientras pensaba en mi elección y admiraba el lago, recordaba los viejos tiempos en Teques, cuando mi primera imagen al despertar era el amanecer, con el cielo en tonos rojizos y amarillos. Después de tomar un café con pan recién hecho de alguna panadería local, nos subíamos al coche para ir a desayunar a Jojutla, una población aledaña que está a 15 minutos de Tequesquitengo; casi siempre terminábamos en el restaurante El Naranjo, un lugar donde mi platillo favorito era la cecina asada, muy típica de la zona. A veces también íbamos a La Estación, otro lugar de comida mexicana donde la decoración está hecha con sombreros y cascos de todas las profesiones y lugares del mundo.

Después de mi flashback me decidí por los chilaquiles rojos, aunque no tuvieran cecina asada. Me apuré a terminar para bajar al muelle que da al lago pues era hora de dar un paseo en lancha y ver los 14 kilómetros de la ribera desde otra perspectiva, pues aunque fui muchas veces a Tequesquitengo nunca me había subido a una lancha en ese lugar.

Compartí este recorrido con otros viajeros que iban a disfrutar de la amplia oferta de deportes acuáticos que hay en Teques. El conductor nos preguntó quienes queríamos esquiar o “pasear en dona” yo preferí mirar la acción desde arriba, hasta que llegamos a otro muelle, donde pedimos unas micheladas para hacer más ameno el recorrido al ritmo del playlist de música de moda de uno de los pasajeros.

Mientras avanzábamos por el lago los intrépidos se divertían al tratar de no caer de la dona, otros se pusieron los esquís para intentar mantener el equilibrio y surcar el lago, pero nada como el flyboard, una especie de tabla equipada con un motor que genera una fuerza a propulsión de agua y literal, manda a volar al practicante, una actividad acuática que se ha puesto de moda y ha llegado a este destino turístico.

Ya de regreso al muelle, otros pasajeros comentaron que planeaban ir a hacer rafting, los demás los vimos con intriga y preguntamos dónde se podía realizar tal hazaña, nos contaron que en temporada de lluvias, entre junio y octubre, en el río Amacuzac, que se encuentra cerca de Tehuixtla, un afluente que reúne todas las condiciones para realizar este descenso salvaje.

Te puede interesar: El jardín más grande del mundo está en México, conócelo

Pero el momento mágico llegó cuando observé otra lancha, en donde se encontraban dos hombres pescando relajadamente, esto al mismo tiempo que un globo aerostático se posaba sobre el lago.

Mientras pierdo la vista en el horizonte, el conductor de nuestra lancha me cuenta que en Tequesquitengo hay otras muchas cosas emocionantes para hacer, desde saltar en bungee, volar en paracaídas o en aviones ultraligeros.

Antes de terminar el recorrido mis ojos se clavaron en una terraza con dos hamacas a lo lejos, la había encontrado, era la casa del lago de mis ex suegros en Playa Coqueta, se veía tal como la recordaba y en ese momento otra ola de recuerdos inundó de nuevo mi mente hasta llegar de regreso al muelle de Tres Cielos, donde decidí pasar el resto de la tarde en la alberca y el jacuzzi del lugar.

Al anochecer preparé mi equipaje, era la hora de regresar a la Ciudad de México, pero lo hice después de despedirme del lago, a manera de ritual, para dejar sumergidas en sus aguas, junto al antiguo pueblo, todos aquellos recuerdos, el pasado que me ha transformado en la mujer que ahora soy. 

OTRAS ACTIVIDADES

Si no te gusta lo extremo y te aburres del lago, puedes visitar la hacienda colonial San José Vista Hermosa, ahí podrás conocer parte de su historia, relajarte, ver exposiciones y comer en su restaurante.

Puedes practicar distintos deportes acuáticos como el flyboard, buceo, esquí acuático, cable skiing, pesca de langostinos, mojarras y tilapia.

Jardines de México
También puedes conocer el jardín temático más grande del mundo, con millones de flores de todo tipo y un laberinto vegetal. cuenta con nueve jardines que podrás recorrer y admirar.

En la red
Tres cielos www.trescielos.mx

Paracaidismo www.albatrosparacaidismo.com

Vuelo en globo www.mexicoenglobo.com

FlYBoard www.flyboardracing.mx

Esquí acuático y otros deportes extremos www.acuaski.com