Yelapa, el paraíso de la costa jalisciense

Texto y fotos: Eduardo López Morales. Twitter: @EduardoLopezM Periscope: @EduardoLopezM.

Hay lugares que te pueden hacer suspirar solamente de acordarte de lo que puedes encontrar ahí, sitios que te llevan a la calma, de esa que se necesita cuando se vive en una gran metrópoli, a veces pensamos que no hay nuevos destinos por conocer y descubrir, hoy te invitó a Yelapa, un lugar en la costa de Jalisco, que te enamorará.

Muchos turistas, mexicanos y/o extranjeros, cuando escuchan sobre Puerto Vallarta ubican el destino de playa más importante de JaliscoSin embargo, se llevarán una gran sorpresa, si les gusta descubrir lugares casi vírgenes a los que su acceso es solamente vía marítima (donde no hay carretera ni otro camino terrestre para llegar).

Y es que si vas al muelle de Puerto Vallarta, o a la playa Boca de Tomatlán, encontrarás lanchas que por 100 a 250 pesos, viaje ida y vuelta por persona, te llevarán a un lugar conocido por pocos, pero que te puede dejar un gran sabor de boca y una muy buena impresión la costa Jalisciense.

Al tomar este recorrido en lancha podemos disfrutar de la vista del mar del pacífico mexicano, que en gran parte del del año, con su buen clima, nos ayuda a disfrutar y apreciar lo maravilloso que tenemos en el país.

En esta travesía y dependiendo de por donde hayas empezado, verás cerros llenos de palmas y árboles que son muy agradables a la vista, además de pequeñas playas que irás descubriendo.

Si empiezas tu viaje en Puerto Vallarta, en 30 a 45 minutos estarás en Yelapa, si tomas el transporte en Boca de Tomatlán, en 20 minutos estarás allá.

Al llegar encontrarás un pueblo pintoresco y muy tranquilo que te ayudará a relajarte y alejarte del bullicio cotidiano; este pueblo, hasta hace 20 años, no tenía electricidad, porque a sus habitantes les gustaba vivir con ciertas costumbres; algunas se mantienen hasta hoy en día.

Cuando llegues, disfruta del paisaje que nos regala el mar, la Sierra Madre Occidental, la arena y el agua cristalina verde esmeralda (salvo en época de lluvias, que se mezcla con el lodo que baja de la sierra y se torna de color café). Disfruta un delicioso pay de coco (postre típico de este pueblo), un pescado zarandeado, unos camarones al gusto o simplemente una deliciosa tostada de ceviche; podrás comer delicioso en cualquiera de las palapas que se encuentran en la costa.

Opciones de hospedaje hay bastantes, desde casas particulares, hasta hoteles; busca las diversas alternativas por Internet, seguramente habrá alguna que se ajuste a tu presupuesto. Te recomendamos el hotel Lagunita, un lugar que tiene su propio embarcadero, por lo que la lancha te dejará ahí; además apoyarás a la economía local ya que es administrado por el ejido y tienen procesos a favor del medio ambiente, habitaciones cómodas y un servicio excelente que hace que uno se sienta en casa.

Cuando visites Yelapa, disfruta el atardecer, son de esos espectáculos naturales que valen la pena recordar por siempre. Seguramente en el pueblo al pasar el río, encontrarás casas pintorescas, vistas agradables y subiendo el mismo, te esperará una hermosa cascada.

Si me piden describir Yelapa en tres palabras diría que es un lugar increíble, perfecto y un paraíso, porque me darás la razón una vez que lo conozcas; y seguramente algún día te gustaría regresar. Nos vemos en 15 días, en otro destino de Conozcamos Jalisco.