La historia de un francés que se enamoró de México

“Y me di cuenta que México lo tiene todo” me dijo Mateo Dornier, quien desde niño se enamoró del campo en su natal Francia; fueron su abuelo y su padre quienes le enseñaron el gran valor de la naturaleza y todo lo que nos aporta. Hace 12 años Mateo llegó a México con una firme convicción de hacer del campo mexicano un motivo de orgullo.

Su pasión por los productos orgánicos lo llevó a conocer pequeños productores a lo largo de la república mexicana, verdaderos artesanos del campo que día a día dedican su corazón a lo que hacen, que viven de sus tierras y que de ellas alimentan a sus familias.

Las historias que Mateo puede contar de todas las personas que conoce a lo largo del país y con quienes ha recorrido cada terreno fértil son muchas, su amor por el campo, por su profesión y su visión de emprendedor lo llevaron a crear una marca que hace un homenaje a México, que a través de jitomates, aguacates, hierbas, frutas y muchos productos más, logra llevar un pedacito de la tierra de diferentes estados a la mesa de muchas familias, se trata de Campo Vivo y eligió ese nombre porque le hace recordar y revalorar su tierra.

Me encanta viajar, pero al tener cada producto en mis manos cosechado por personas de diferente partes de mi país, me hace darme cuenta lo poderosos que somos y que en esta ocasión yo no visito los estados, sino que ellos logran llegar a mí a través de diferentes productos, es como tener un pedacito de Michoacán en mis manos o un pedacito de Hidalgo o del Estado de México.

Lo que más me sorprendió es la visión y el objetivo de Mateo, pues en verdad es preocupante el tema alimenticio, cuidar lo que comemos y procurar que sea lo más natural posible, aspectos que sin lugar a dudas se buscan cumplir a través de este proyecto.

Me dio mucho gusto conocer a un francés que como muchos turistas se han enamorado de mi país, pero que en su caso, él fue más allá, él no sólo se enamoró de México, él quiere que los mexicanos nos enamoremos de México y de su tierra y lo veamos como los extranjeros lo ven, con el gran potencial que engrandece a un país.