Islandia, tierra de maravillas

Islandia, la Isla de Hielo y Fuego, es en definitiva uno de los mejores destinos del planeta y un destacable destino de aventura donde volcanes, cascadas de lava, glaciares, géiseres, acantilados y espectaculares caídas de agua representan la naturaleza más salvaje en espacios inmensos llenos de luz y energía. Debemos viajar a Islandia, donde la gente es abierta y extremadamente amable, y disfrutar la isla por las mismas razones que los vikingos la descubrieron y la disfrutan desde el siglo IX: pasión por la libertad. Descubre el paisaje más fascinante, auténtico, salvaje, absolutamente magnético y la deslumbrante naturaleza que atrapa para siempre. 

La mejor época para viajar a Islandia y contar con un clima más benévolo es, por supuesto, el verano (junio, julio y agosto) con sus 24 horas de luz. En los meses de mayo o septiembre el tiempo no es malo y la afluencia de turistas es menor. Pero soy de la opinión de que Islandia es para todo el año. En pleno invierno, cuando el frío es evidente y se hace de noche enseguida, tenemos el reto de poder asistir en directo a un espectáculo de auroras boreales o de realizar múltiples actividades invernales. Abril no es mal mes para viajar a Islandia y nos permite hacer muchas de las cosas que se pueden llevar a cabo en verano contando con serias opciones para ver auroras, aunque sea complicado dado que anochece a eso de las diez de la noche.

Hay muchas maneras de recorrer Islandia. De forma organizada en grupo, de manera completamente independiente o un mixto que funciona especialmente bien y que ofrecen compañías que operan en Islandia como Island Tours. Se trata de un paquete llamado “A su aire” en que en función de tus fechas y presupuesto te consiguen los vuelos, el coche de alquiler y los alojamientos, así como las actividades que te interesen, a un precio inferior a si lo haces por tu cuenta in situ. Todo de una manera coordinada, con asesoramiento total por parte del equipo que forma parte de la compañía De ese modo se puede hacer un viaje por libre en Islandia dejando cerradas algunas cuestiones importantes y así sólo preocuparse de disfrutar. Y si sucede algo (como quedarse tirado en un temporal) tienes un teléfono de emergencia 24 horas con el que ayudarte y cambiar reservas del camino si es necesario.