Hallstatt, el pueblo milenario de ensueño en Austria

Como ver un cuadro, una postal, una imagen de ensueño. Eso es en principio Hallstatt. Una ciudad enmarcada en la más bella naturaleza. Afortunado, pienso, quien haya nacido allí. Es un pueblo para caminarlo, y descubrir en cada paso que la vida es maravillosa y que si el mundo pudo crear este tipo de ciudad no puede ser tan malo para vivir ¿no crees? Espera a saber más de este lugar y a ver algunas de sus increíbles fotos y después me dices.

La localidad de Hallstatt se encuentra situada a orillas del lago Hallstätter See (al que consideran el más bello del mundo), y cuenta con poco más de 1000 habitantes.

El pueblo, no demasiado grande, es decorado por casas blancas de techos negros (todas muy prolijas e increíblemente bonitas) que dan a la orilla del lago; mientras sus calles se caracterizan por la paz, la tranquilidad inconmensurable. Es así que ante tanta majestuosidad esta ciudad fue reconocida, en 1997, por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad; de hecho fue designada como la «población más bella a orillas de un lago».

Es, en definitiva, un lugar para todos los amantes de la naturaleza y quienes tengan interés por la cultura milenaria, además de quienes buscan descanso, porque este paisaje circundante es verdaderamente revitalizador. Estar aquí es como sentirse dentro de un laberinto, donde las pequeñas calles con sus escaleras parecieran hacernos perder entre las casitas del pueblo, que visten en sus balcones diversas flores. La ciudad tiene algunas plazas, siendo la principal la llamada Markplatz (foto de abajo), que se destacada por su fuente central y sobre todo por sus fachadas cubiertas de enredaderas.
Aparte, vale destacar a sus impresionantes montañas con sus cuevas (Cueva de Hielo, Cueva Mammuthöhle, Cueva Koppenbrüller), y sus fauna y flora extraordinarias, logrando con todo este paisaje conmovedor un monumento a la belleza. Además del imponente lago, repleto de peces, sobresalen las cascadas Waldbachstrub y el jardín del glaciar de Hallstatt, ubicados en el valle Echerntal.

Pero no sólo sobresale de este pueblo su belleza natural (lo cual es impactante), sino que éste tiene un legado realmente importante, que es su historia. En 1846 se halló en la parte alta de la población una necrópolis con más de 1.000 sepulturas y gran riqueza de objetos prehistóricos (hallados en las tumbas de aquella época); razón por la cual el período primero de la Edad del Hierro lleva el nombre de esta ciudad. Es relevante visitar su museo prehistórico, llamado Kulturerbe Hallstatt, donde se pueden apreciar todos estos objetos.