4 Hoteles en playas mexicanas que combinan lujo y descanso

Por: Deby Beard

@debybeard www.debybeard.com

Las playas son los destinos turísticos favoritos de muchos viajeros, y es que ver el mar es como darle un respiro a nuestras mentes siempre ocupadas con el ajetreo de la vida diaria. Simplemente ver el agua nos relaja, pero nadar en ella nos transporta a un espacio donde no existe nada más entre nosotros y el infinito azul del cielo. México es uno de los lugares con las playas más hermosas y con un clima espectacular, y hay algunas a las que regreso cada año para renovarme y consentirme.

Zihuatanejo, Guerrero

Enclavado en el océano Pacífico, justo entre Acapulco e Ixtapa-Zihuatanejo se ubica la paradisíaca playa Troncones, un oasis maravilloso donde se disfruta del espectáculo de las olas brillando bajo el sol. Es un lugar para caminar en sus playas inexploradas y hermosas, cubiertas de suaves arenas blancas, admirar a las tortugas, ver volar a los pelícanos y disfrutar de la tranquilidad del sonido del mar. Aquí se encuentra Lo Sereno, un hermoso hotel de tan sólo diez habitaciones rodeado de montañas y las olas del mar, famosas por atraer a los surfistas.

Te puede interesar: 5 hoteles del mundo que debes visitar al menos una vez en la vida

En este oasis, nos refrescamos la piel húmeda por el calor con las ricas creaciones de su menú, basado en comida mexicana gourmet que se prepara con ingredientes frescos locales, que se compran diariamente en el pueblo para preparar las famosas  tiritas de pescado y ricos ceviches. Sus habitaciones de tipo contemporáneo incluyen todas las comodidades para hacer cómoda la estancia, con puertas corredizas en las terrazas, patio privado, un baño con paredes de cristal, una ducha lluvia y un spa de hidromasaje, además de delicados productos tropicales de tocador.

Punta Nizuc, Cancún

Cancún es uno de los grandes destinos para conocer, y sus playas son de las más bonitas del mundo, como lo es Punta Nizuc, que además es uno de los tres sitios arrecifales más visitados en el mundo. Debido a su ubicación entre el mar Caribe y la laguna Nichupté, tiene una forma característica que los mayas llamaron “nariz de perro” o Nizuc. Rodeado de suave arena blanca, sitios arqueológicos y maravillas naturales se encuentra Nizuc Resort & Spa, un hermoso hotel que integra en su diseño vanguardista la herencia cultural de los mayas, además de utilizar la amplitud de los espacios y las bellas vistas para hacer sentir en el lugar donde se forman los sus sueños.

Te puede interesar: Las 5 playas mexicanas más visitadas por los viajeros

Cada detalle de sus espacios está pensado para envolverse con la fresca brisa del mar, aunado a los enormes espejos de agua de los que parecen flotar los árboles que extienden sus ramas apacibles. Una de sus maravillas es el restaurante Indochine, donde se ofrece un paseo por diferentes regiones de Asia en un ambiente acogedor orientado al espejo de agua y con el mar al fondo. Aquí probamos platillos originales como Bacalao negro marinado con miso dulce y bok choy, y Rack de cordero en curry Thai Massaman acompañado con arroz jazmín.

 Ixtapa, Guerrero

Las olas del océano Pacífico rompen en la playa rocosa del acantilado sobre el cual se erige Cala de Mar Resort & Spa Ixtapa, miembro de Preferred Hotels & Resorts Legend Collection. Su diseño de cinco edificios individuales caen como cascada sobre la playa, y cada una de las 59 habitaciones cuentan con una terraza y piscina privada, por lo que las vistas son hermosas. Cada una está decorada con tonos tierra y muebles que reflejan la riqueza artesanal del país.

El sonido de las olas rompiendo en las rocas, la suave brisa marina y mimos sin parar, así como se vive en este apacible paraíso. Al acabar el día, las puestas de sol son maravillosas desde cualquier parte del hotel, especialmente en el Seafood Market, una coqueta terraza rústica de madera construida casi sobre el mar, con mesas y sillas de madera y una parrilla. La pesca del día es exhibida para que escojamos lo que más se nos antoje y se prepare a nuestro gusto, y mientras disfrutamos el platillo y el sol se esconde en el mar, el cielo se tiñe de una danza de colores y la temperatura sigue siendo agradable.

Te puede interesar: 5 películas en las que los hoteles se volvieron protagonistas

Los Cabos, Baja California

Arena suave bajo los pies y fresca brisa marina es la combinación para renovarnos y encontrarnos con nosotros mismos. Los Cabos es un paraíso de dramáticos paisajes donde se disfruta del sonido de las olas y un cálido clima. El hotel JW Marriott Los Cabos se vive como una perfección que parece emergida de la belleza del desierto y de los parajes montañosos.

Su decoración es tan fresca como la brisa del mar, con habitaciones espaciosas y cómodas, duchas de lluvia y una deliciosa gastronomía. El menú de chef Thierry Blouet reinventa las recetas francesas al utilizar los productos del mar de Baja California, como en la langosta Rosé, preparada con langostas frescas fritas en mantequilla clarificada, puré de frijol negro de Oaxaca, ajillo, crujientes de harina, pico de gallo y aguacate.

El hotel es una mezcla de placeres entre el lujo y la serenidad de un destino único, con plan  europeo y amenidades especiales para complacer los sentidos. Su silueta majestuosa se erige imponente bajo el cielo estrellado, rodeado de preciosos jardines, piscinas infinitas y noches ambientadas por música de jazz y blues en vivo en la terraza.