Todo lo que debes saber de Singapur, destino autónomo y futurista

En 1965, Singapur se convirtió en un estado autónomo; para industrializar a esta nueva nación, el político Lee Kuan Yew que fungió como ministro durante 30 años, generó cambios económicos con inversión extranjera y control interno, pero también durante su gestión prohibió que los hombres tuviesen el cabello largo, que sus habitantes masticaran chicle y que las paredes de los edificios se pintaran con grafitis.

Explorar la ciudad-estado de Singapur implica sumergirse en la quinta esencia de la modernidad con un halo de emoción y sorpresa. De día, la urbe-jardín se advierte exótica e intrigante. Sus coloridos barrios étnicos (chinos, musulmanes, indios, malayos) son un ejemplo mundial de respeto y tolerancia. Por la noche, las imágenes de los rascacielos del Distrito Financiero nos remiten a escenas de famosas películas de ciencia ficción: un poco de la decadencia de Blade Runner de Ridley Scott y un guiño a la alucinante belleza de Coruscant, el planeta ficticio de la saga de películas de la Guerra de las Galaxias.

Entre la bruma tropical y con el marco del océano, despuntan las altivas construcciones futuristas que en tiempo récord se han convertido en referentes arquitectónicos del planeta, como la nueva y sublime atracción Gardens by the Bay, un impresionante nuevo espacio verde de 101 hectáreas donde despliegan su magia árboles gigantes y más de 250 mil plantas raras cerca de la bahía.

Te puede interesar: Gardens Bay, un santuario verde en medio de la ciudad

Todo este esplendor de luces y creatividad se eleva sobre nuestras cabezas y parece alcanzar el cielo. El milagro económico está a la vista. La opulencia y prosperidad han transformado la realidad con una estética que emociona.

Singapur es uno de los estados más ricos del mundo. La marca-país destaca entre las de más valor. Comerciantes, artistas y ambiciosos financieros de Occidente han hecho de este rincón de Asia, un oasis para extender su poder y vivir un sueño de lujo.

Lo que antes era un puerto de paso para los cruceros, hoy se ha convertido en una joya turística que combina atracciones que muchas ciudades envidian porque jamás podrán imitar. Por ejemplo: la Isla de Sentosa alberga el único parque de Universal Studios fuera de los Estados Unidos y el acuario más grande del mundo. En el centro, la glamorosa vía de Orchard Road ostenta las mejores tiendas de diseñador construidas con fastuosidad, entre ellas, la enorme boutique de Louis Vuitton, que ofrece colecciones especiales para Asia. Y qué decir de la nueva zona de Marina Bay donde ha construido el complejo de entretenimiento artísticamente más completo de la Tierra. A los hoteles, casino, museos, tiendas, restaurantes y galerías de arte, se añade en el horizonte la famosa pista de Fórmula Uno. Esto es sólo el comienzo de una aventura delirante.

Te puede interesar: Tres consejos para viajar por Asia y la historia de un viajero

Para dormir hay que visitar el área de Orchard, donde está el hotel Royal Plaza on Scotts, cuyo restaurante, Carousel, es famoso por ofrecer uno de los mejores buffets en la ciudad. Shan-gri-La Hotel Singapore compite en lujo ubicado al final de la calle Orchard; la Tower Wing dispone de exclusividad a partir del piso 16, es el Horizon Club para que el huésped reciba una atención superior. Cuenta con cuatro restaurantes de lo que sobresalen Nadaman por la comida japonesa y la casa de té, Rosa Varanda.

En Singapur también hay restaurantes categorizados por la Guía Michelin como Tsuta cuya especialidad es el ramen. Si se quiere probar un pato suculento hay que visitar Kam’s Roast que elabora recetas familiares como el Toro Char Siu, es una salsa de toro que se obtiene de la panza de cerdo.

Entre el hospedaje más cautivador destaca The Fullerton Heritage un complejo histórico renovado que ofrece una experiencia conformada por dos hoteles, el paseo peatonal del Muelle Clifford, la auténtica Waterboat House, la casa de Aduanas y el moderno One Fullerton, el sitio de moda para cenar y refrescarse con la más variada gama de cocteles como el famoso Singapore Sling.

Te puede interesar: ¿Es complicado viajar solo en Asia?

Los ejecutivos y empresarios más poderosos del mundo llegan aquí a disfrutar de un ambiente original y exclusivo, aderezado con la emoción de las carreas de Fórmula Uno, pues uno de los restaurantes de The Fullerton Heritage posee vistas exclusivas a la famosa pista del Gran Premio.

AEROPUERTO EJEMPLAR

Singapur tiene el mejor aeropuerto del mundo. Changi tiene más de 120 restaurantes, cuenta con varios jardines de girasoles, cactus y orquídeas; los controles de seguridad están en cada puerta de embarque. para 2018, la ciudad contará con una nueva ampliación de la terminal 1 y se inaugurará la terminal 4, con un jardín interior donde estarán plantados 25 mil árboles; con 300 tiendas y un hotel de 130 habitaciones, llamado yotel de Jewel, que conjuga el nombre del súper aeropuerto: Jewel changi.

TOUR INDISPENSABLE

Como Singapur se encuentra a sólo 1.5 grados al norte del ecuador, el clima es generalmente soleado sin estaciones, eso hace del país un resort tropical ideal para visitar en cualquier época del año. Entre los lugares clásicos en una primera visita se encuentra la isla de Sentosa, a la cual se puede llegar en teleférico o por carretera, aquí, el ambiente es festivo, ofrece playas, hoteles de lujo y varios espectáculos.

En la red: visitsingapore.com