Los secretos de la Isla de Alcatraz

Por Marusha Torres León.

FB: Viajes y Libros. http://miblogdeviajesylibros.blogspot.pe/

La Isla Alcatraz, ubicada en la bahía de San Francisco, California, alberga una de las prisones de seguridad que han sido más famosas: La Prisión de Alcatraz.

De los años 30 a los 60, esta fue una de las prisiones federales de máxima seguridad más temidas de la historia de Estados Unidos, pues entre los presos más famosos que albergó fueron George Kelly, Mickey Cohen y el mismísimo Al Capone. Ahora la visitan más de un millón de personas al año, pues parte de la experiencia es recorrer sus pasillos y ver las celdas, así como todas las instalaciones del lugar.

A través de un radar, en el patio de esta antigua cárcel se encontraron restos de una fortaleza militar que se creía destruida y que data de la guerra civil estadounidense. También hay pruebas de que existe un sistema de túneles subterráneos que habrían sido utilizados para mover a los presos y las municiones, de acuerdo con las leyendas ese lugar estaba protegido y era a prueba de bombas.

Se decía que esta cárcel era “a prueba de escape” y alojó a más de mil 500 de los criminales más despiadados, aquellos que tenían problemas en otras prisiones. Cuenta la historia que 36 prisioneros intentaron escapar en 14 ocasiones a lo largo de los 29 años en los que esta prisión estuvo en operación. El escape más famoso ocurrió en 1962 y se convirtió en la fuga de Alcatraz, fue perpetrado por Frank Morris, John Anglin, y Clarence Anglin. El escape fue tan complejo y elaborado que aún sorprende a los visitantes que descubren esta historia. 

Algunos consejos

Si quieres visitar este singular lugar, mi primer recomendación es comprar tus boletos en el primer turno de la mañana, eso te permite empezar el día temprano y que haya menos cantidad de gente durante tu recorrido. El paseo dura aproximadamente medio día y puedes aprovechar la tarde en conocer otros lugares.

Los tickets los puedes adquirir por internet en www.alcatrazislandtickets.com y necesitas reservar el día y la hora específico. Mi sugerencia es que planifiques bien la fecha para que puedas estar ahí sin problemas ya que no será posible que hagas cambios luego. Los tickets te los envían por email y los puedes imprimir en casa.

Ya en la isla puedes pasear por las zonas permitidas, el recorrido es simple, no te pierdes y terminas en la parte más atractiva que es el Cell House. Ahí mismo tienen un tour que está incluido en el precio de entrada. Te dan unos audífonos con una grabación que puedes parar y empezar cuando quieras y te guía por toda la cárcel dándote un panorama completo desde cual fue la celda de Al Capone hasta detalles de la única fuga exitosa. Puedes escoger el idioma que quieras.

En realidad la isla es un pedazo de roca inhóspita y con un clima horrible. Y fue ahí donde mucha gente hizo su hogar, no solo los presos. Muchos guardias vivían ahí con sus familias incluyendo niños. Ahora es lugar de descanso y anidamiento de muchas aves marinas, además de museo.

Si no puedes caminar te recomiendo que tomes el tren, la estación está saliendo del ferry hacia la mano izquierda y no hace paradas en el camino, así que ármate de paciencia y espera el tren porque la subida es un poco pesada.